Docencia

En el Blog:
enseñar en tiempos de Covid-19 y
evaluar en tiempos de Covid-19.

Después de diez años de ser ayudante en diversas asignaturas en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, en 2017 asumí el cargo de académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Chile.

En 2018 fui invitado a impartir docencia en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Chile y en 2019 en la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad estatal de O’Higgins.

También soy relator en diversos cursos de capacitación en áreas vinculadas al Derecho Administrativo y Constitucional, así como imparto charlas de difusión y vinculación con el medio en temas como el proceso constituyente que Chile vive actualmente.

Durante el primer semestre de 2022 tengo a cargo cuatro cursos:

  • Derecho Político (ciclo de Derecho Constitucional) en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Chile
  • Derecho Administrativo I en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Chile
  • Bases Jurídicas para la Administración del Estado en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Chile
  • El proceso constituyente para la creación de una Nueva Constitución en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Chile

En cuanto a pensar el proceso de enseñanza aprendizaje, actualmente curso un postítulo en la Universidad de Santiago en Investigación Educativa y antes cursé uno en Docencia Universitaria en la misma Universidad, lo que me ha permitido estudiar, desarrollar e implementar un modelo para la enseñanza del Derecho con el foco puesto en el traspaso progresivo del control de la regulación del proceso de aprendizaje de las y los estudiantes a partir de los métodos de aprendizaje basado en investigación (ABI), para ciclos iniciales; estudio y resolución de casos, aprendizaje basado en problemas (ABP) para ciclos intermedios y aprendizaje basado en servicio (ABS) para ciclos termiinales, lo que se inscribe en el desarrollo de un proyecto de innovación docente de la Vicerrectoría Académica de la U. de Santiago que me adjudiqué en 2017, con ejecución 2018 y 2019; y otros dos que me adjudiqué en 2020, con ejecución 2021 y 2022. Así he podido diseñare implementar un modelo integrado, agregado y multinivel de formación disciplinar en Derecho Público, desde el ciclo de Derecho Constitucional hasta los electivos de especialización, pasando por el ciclo de Derecho Administrativo.

Una primera aproximación, con resultados de un prototipo, fue presentado en el Congreso Internacional de Orientación para el Aprendizaje en la Educación Superior (octubre, 2018). Una versión más completa fue presentada en el VIII Congreso Nacional de Pedagogía Universitaria y Didáctica del Derecho (octubre, 2018) y en una sesión académica extraordinaria del Instituto de Derecho Administrativo de la Universidad de la República en Uruguay (marzo, 2019) en una estadía académica que pude hacer gracias a una beca de la Asociación de Universidades del Grupo de Montevideo.

Este año 2022 debería publicarse el importante libro ITC-LATAM2022: Innovar y Transformar desde las Disciplinas: Experiencias claves en la Educación Superior en América Latina y el Caribe 2021-2022, donde se incluye un capítulo desarrollado con mi equipo de colaboradoras titulado «Hacia una innovación sistémica de la enseñanza aprendizaje del Derecho Público: ABI, ABC, ABP y A+S«. En él, sintetizamos los hallazgos de nuestra reflexión e investigación, que fueron expuestos parcialmente también en la conferencia «Hacia una construcción de significados compartidos entre distintos niveles de la formación en Derecho Público: Aprendizaje Basado en Investigación (ABI) y Aprendizaje y Servicio (A+S)» del I Congreso de Educación Superior, organizado el 2021, en Chile por el Foro Aequalis.